Tremendo susto se llevó una familia cuando de la nada el techo de la cocina de su vivienda se vino abajo.

Dejando expuesta las varillas del colado, varios pedazos de concreto quedaron entre la barra del cuarto.

Hubo varios aparatos dañados y los bomberos acudieron a revisar, no pudieron dar una causa del derrumbe.

Afortunadamente este suceso no cobró la vida de nadie y solo fue un susto con daños materiales.