Fueron vinculados a proceso el día de ayer domingo 30 de enero del 2022 Christian R., de nacionalidad mexicana, y Nhu T., de origen canadiense por el fiscal general del Estado de Quintana Roo, Óscar Montes de Oca, por los delitos de homicidio y tentativa de homicidio luego de 24 horas de audiencia y de una interrupción derivada del cambio de defensor de uno de los imputados, ambos fueron vinculados por su probable participación en el asesinato de dos turistas canadienses en el hotel Xcaret, al sur de Playa del Carmen.

El pasado viernes 21 de enero, hubo un tiroteo al interior del parque temático Xcaret, ubicado en el municipio de Solidaridad, el cual dejó dos canadienses muertos y un herido, ambos formaban parte de un grupo de 10 turistas canadienses.

Según las investigaciones, en las que participaron tanto autoridades federales como estatales, así como la Interpol y la Policía Canadiense, las víctimas fueron atacadas por una presunta deuda económica que tenían debido a presuntas actividades ilícitas trasnacionales.

Ahora según el Fiscal general del Estado de Quintana Roo, Óscar Montes de Oca, se tienen tres meses para la investigación complementaria, esto quiere decir que en este período tanto el Ministerio Público como los imputados podrán aportar datos de prueba para en su momento valorar si van a ser acusados o no formalmente y entrar a la etapa de enjuiciamiento más adelante.

Por otra parte, dentro de los mismos hechos investigados, los fiscales del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado con sede en Playa del Carmen, tras presentar evidencias y datos de prueba fehacientes, solicitaron y obtuvieron de un juez de control dos órdenes de aprehensión contra Óscar B. y Óscar O. por su probable participación en estos acontecimientos ilícitos.

La participación de Óscar B. aparentemente consistió en haber contratado a Christian R. y a Óscar O.,para privar de la vida a las personas de origen extranjero y la participación de Óscar O. consistió en disparar directamente contra las mismas víctimas en el centro de hospedaje.

Cabe destacar que ya se envió la solicitud a todas las fiscalías de la república mexicana para que, en el caso de que sean ubicados Óscar O. y Óscar B. se cumplimenten las respectivas órdenes de aprehensión a través de los diversos convenios de colaboración que se mantienen vigentes.

Según la fiscalía del Estado; Christian formaba parte de un grupo delincuencial dedicado a privar de la vida a personas, y a principios de enero de 2022 se le ordenó realizar un trabajo, llegando al Estado el día 16 de enero, para que del día 17 al 20 le pudiera dar seguimiento a la víctima, identificada como Robert James Dinh, tanto al interior como al exterior del hotel, en virtud de que tenían acceso provisional bajo la modalidad del Day Pass y que recibían información en tiempo real de la ubicación de la víctima vía telefónica.

Dado que todo estaba vigilado, los sicarios decidieron dejar de lado su cometido, pero el viernes 21 de enero Christian “R” recibió instrucciones para recoger a otro sujeto identificado como el Sureño, contratado para el mismo fin en el Aeropuerto Internacional del Estado de Quintana Roo. De ahí se trasladaron al hotel, al cual ingresaron aparentemente con brazaletes, los cuales les sirvieron para permanecer transitoriamente en las instalaciones.

A las 02:45 pm, una vez identificado su objetivo, Christian “R” acordó con el sicario que lo esperaría en el vehículo en un determinado lugar, mientras que éste último se encargaba del trabajo, además de que estarían comunicándose por vía telefónica de manera permanente, a lo que minutos después llegó el sujeto al vehículo, al lugar que previamente habían acordado, se quitó la sudadera tirándola al piso y se subió a la cajuela e inmediatamente emprendieron la huida para ocultarse en diversos lugares.

Por otra parte y en relación a la probable participación de la extranjera identificada como Nhu “T”, quien formaba parte del grupo de vacacionistas al cual también pertenecían las víctimas, se le atribuye que el día de los hechos, se encontró con el agresor dentro del hotel aproximadamente 40 minutos antes de que se llevara a cabo la ejecución de las víctimas, permaneciendo juntos un tiempo cercano a 3 minutos. Se pudo establecer que tuvo comunicación con él, como se advirtió en los videos obtenidos del circuito de seguridad del centro de hospedaje.